martes, 2 de diciembre de 2008

Templario...

Ando muy regalón ultimamente. Lo cierto es que dibujar para amigos, o gente querida, siempre fue un placer. Para cumpleaños, o por simple gusto, hago dibujos que, felizmente, se me escapan de las manos. Ahora entiendo por qué mis carpetas están vacías... Cuando regalamos algo de corazón, nos hacemos un poco infinitos, creo. Ta gueeenoooo...

2 comentarios:

EL HORMIGUERO dijo...

Diego!!! está todo buenisimo!!! te admiro mucho por tanto dibujo y me alegra poder tenerte de profe en el hormi! un orgullo!
saludos, mica

HeB dijo...

Diegoooou.... chavon groso loco!!! Quiero ver ilustraciones en un tamaño mas grande! Me ahorra en los pixeles el señor! Mira que no te los devuelven con la jubilacion eh? (chiste robado de mi amiga Da! -persuadida.blogspot.com-.. que segun ella las cuadras que te ahorrabas de caminar te las reintegraban con las jubilaciones)... Un placer don, saludos!!!